TIEMPOS ÉPICOS EN LA 60º COMISIÓN SOBRE LA CONDICIÓN JURÍDICA Y SOCIAL DE LA MUJER

Del 14 al 24 de marzo de 2016

Nueva York, Nueva York

“¡Una experiencia reveladora y conmovedora!” Esta fue lo que me lleve como líder de la delegación EPIC que tuvimos el privilegio de asistir a la 60º Comisión sobre la Condición Jurídica y Social de la Mujer de las Naciones Unidas, esta primavera pasada en la Gran Manzana. Mi asistente, Diaconisa Pamela Wilkerson (MD) y yo, entramos a esta montaña de gobierno extremadamente alertas y listas para tener una amplia gama de encuentros de aprendizaje; ¡y eso fue exactamente lo que sucedió!

Nuestro fundador y visionario, el Apóstol Axel Sippach (WA) se unió a nosotras por unos pocos días y nuestra jornada comenzó con pompa. Estuvimos expuestos a diversos grupos y expresiones culturales, pero hay tres en el tope de mi lista. Primero, acogimos a las mujeres nigerianas con su clamor estratégico acerca de Boko-Harán y sus hijas raptadas. La siguiente tarde nos sentamos con las mujeres armenias con respecto a proyectos innovadores de negocios, todos con mujeres como punta de lanza, y aprendimos formas en que las mujeres propietarias de negocios están incrementando la vitalidad económica de su nación. En tercer lugar, interactuamos con mujeres británicas sobre su gran agenda de archivar las voces de mujeres por medio de una campaña internacional por medio de postales y correo, llamada “Lo que las Mujeres Quieren…”. Una idea ingeniosa y repetida, que originalmente tuvo lugar en 1995. También tuve una breve oportunidad de hablar para animar a enfermeras misioneras y otras profesiones médicas sobre liderazgo en las comunicaciones. Fue inspirador.

La segunda semana, la Apóstol Karen Bettis-Davis (VA), la Apóstol Karen Register-Veney (VA), la Apóstol Linda Caldwell (TX) y la Profetisa Gabrielle Gibson (FL) subieron el monte del gobierno y fueron movidas con experiencias similares. “Ha abierto mis ojos a un llamado superior y a la necesidad de nuestra voz en las Naciones Unidas y en nuestra comunidad”, dijo la Apóstol Bettis-Davis. “Me ha dejado completamente impactada y lista para trabajar. ¡Nunca seré la misma!” La Profetisa Gibson tuvo una deslumbrante impresión “A las mujeres se les dice, ‘debes verte como una dama, trabajar como un perro y pensar como un hombre’, esto no puede ser”.

Fue evidente para todas nosotras que el Reino de Dios debe estar en medio de la toma de decisiones acerca de las políticas que impactan a las mujeres y niñas internacionalmente. Personalmente he sentido el gozo de traer una perspectiva de ‘rey-sacerdote’ dentro de la puerta y a la mesa de esta arena histórica. Por primera vez aquellos con presencia apostólica-profética fueron capaces de proveer una mirada penetrante a muchos asuntos que plagan y ocasionan dolor en las mujeres, quienes comprenden ‘un poco más de la mitad de la población mundial’.

Mujeres de todas las naciones se sentaron con nosotras durante el almuerzo, se tomaron fotos con nosotras en los pasillos y acogieron a esta delegación de líderes, principalmente, ‘Afroamericanas’ con brazos abiertos. Nos sentimos cómodas y claramente alineadas a nuestra nueva visión de campo. De Gran Bretaña hasta Beijing; y desde América hasta África Occidental, vestimos de manera diferente y hablamos con ciertas variaciones, pero la vasta mayoría de nosotras nos conectamos con los problemas universales que afectan a las mujeres de cada cultura alrededor del mundo. Estos problemas incluyen:

  • Seguridad de daños físicos y sexuales (por ejemplo: Robo, violación tráfico humano, etc.)
  • Protección de depredadores corporativos y abusadores en el lugar de trabajo (por ejemplo: estafas monetarias, acoso sexual, promoción laboral basada en favores sexuales, etc.)
  • Manipulación y explotación de imagen tanto en medios impresos como electrónicos.
  • Igualdad en el pago y en el potencial de incremento dada una igualdad de habilidades, experiencia y educación.
  • Voces vitales en la política, medios y negocios en los más altos niveles.
  • Posiciones de liderazgo principales en varios sectores de la iglesia, gobierno, deportes, etc.
  • La lista continúa…

La realidad es que el progreso de las mujeres es el progreso global y estos avances están ligados fuertemente a soluciones, impresiones y perspectivas del Reino. El atender a la 60º Comisión sobre la Condición Jurídica y Social de la Mujer nos impactó a cada una. Nos alejamos afirmando nuestra misión organizacional y cantando su himno… Somos EPIC –Extraordinarias Personas Influenciando la Cultura; y estos, en verdad, ¡son tiempos ÉPICOS!

Apóstol Yolanda Powell

Líder de la delegación EPIC ante la ONU

Primavera, 2016